Queridos gramáticos:
Seguramente habréis oído hablar de los lugares que visitar si viajamos a Pekín, pero, en nuestra entrada de hoy, os revelaremos algunos de los lugares menos conocidos de esta ciudad, pero, no por ello, menos interesantes. A pesar del incesante ir y venir de los habitantes y de los turistas en Pekín, conseguiréis un poco de tranquilidad en algunos de los lugares que os recomendamos. 
Como ya sabréis, la ciudad de Pekín se encuentra en el norte de la República Popular China, de la que es su capital, con una población de más de 19 millones de habitantes. Pekín es una municipalidad en sí, dependiente del gobierno central, por lo que no pertenece a ninguna de las 23 provincias que conforman China, aunque también cuenta con 5 regiones autónomas, 2 regiones administrativas especiales (Hong Kong y Macao) y otras tres municipalidades.
Siendo la segunda ciudad más grande de China (después de Shanghai), no es de extrañar la división de Pekín en 16 distritos urbanos, suburbanos y 2 rurales. Desafortunadamente para el turista, no hay una única zona donde se concentren los monumentos y edificios históricos, sino que se encuentran distribuidos entre los cuatro puntos cardinales de la ciudad. No obstante, podremos visitar la mayoría de lugares de interés usando las líneas centrales del metro.
Debido a su ubicación al norte, la mejor época para viajar a Pekín será el otoño, con días frescos y soleados, aunque podemos aventurarnos a visitar la ciudad en cualquier estación del año, siempre que nos equipemos con el atuendo adecuado.
En nuestra entrada de hoy, no vamos a hablar de los sitios típicos de los que habremos oído hablar hasta la saciedad, como son la Ciudad Prohibida, el Palacio de Verano, el Templo del Cielo, los barrios más tradicionales, denominados “hutong”, el mercado de la perla, la Plaza Tian’anmen, el complejo olímpico, etc. Sigue leyendo para descubrir 8 lugares de Pekín los que quizás no hayas oído hablar nunca.

1. Los parques de Pekín

Existen diversos parques a los que podremos acudir no solo para relajarnos y acercarnos un poco a la naturaleza, sino también para conocer mejor la cultura china, ya que allí nos toparemos con grupos de gente realizando todo tipo de actividades: cantando, bailando, cosiendo, practicando algún deporte, pintando caligrafía en el suelo o jugando a algún juego de mesa. Los parques más conocidos y de mejor acceso para el turista son el Parque Beihai, que se encuentra al oeste de la Ciudad Prohibida y de otro parque que merece la pena conocer, el Parque Jingshan, el lugar ideal para terminar la visita del antiguo palacio imperial con una excelente vista panorámica del mismo. La entrada a los parques tiene un pequeño coste que deberemos abonar justo en la puerta.

2. Las librerías

Si tenemos tiempo, merecerá la pena perdernos entre el laberinto de estanterías de las mayores librerías de Pekín. En este enlace nos explican la ubicación de cuatro de ellas, de las que nosotros nos quedamos con dos: la librería de Xidan, de cuatro plantas, y la de Wangfujing Xinhua, que recomendamos por vender libros en otros idiomas, no solo en chino.

3. Centro Comercial de gafas

Como lo leéis: existe un centro comercial de venta exclusiva de gafas de sol y de vista, situado en el distrito de Chaoyang. Elegid vuestro modelo, regatead los precios y no olvidéis llevar vuestras gafas de vista para que fabriquen los cristales al momento. Bueno, bonito y barato.

4. De fiesta por Sanlitun

Sanlitun es una zona de bares que, en primavera y verano, nos transportan a un lugar totalmente cosmopolita, donde los extranjeros llenan discotecas como Vics, Kokomo o Salsa Caribe. Pekín es una ciudad en constante evolución y cambio, por lo que cierran bares y se abren otros nuevos todo el tiempo.

5. Helen’s Café

El bar de Helen es muy frecuentado por estudiantes y trabajadores extranjeros. Se encuentra en el distrito de Haidian, cerca de algunas universidades. Tiene un ambiente distendido y siempre conocerás a alguien nuevo y pintoresco.

6. El Parque de las Colinas Perfumadas (Xiangshan)

Xiangshan se encuentra un poco alejado del centro de la ciudad, pero merece la pena visitarlo si uno lleva un tiempo viviendo en China, ya que le permite salir de la ciudad, respirar un poco de aire menos contaminado y caminar

Xiangshan

alejando del ruido mundano. A la vuelta, podemos parar en un restaurante típico para comer algún plato tradicional.

7. Gran Muralla de Simatai

¿Qué turista en China no ha querido visitar la Gran Muralla? Por lo general, el turista que esté parando en Pekín no irá hasta la sección Simatai de la Gran Muralla porque es la que está más lejos de la capital, y su visita también es la más exigente desde el punto de vista físico. Sin embargo, es donde se puede disfrutar de la Gran Muralla en su estado más original, una verdadera reliquia. Aunque su visita no es la que habitualmente está contemplada en los viajes organizados a China, hay agencias que la ofrecen en la propia Pekín, y es posible contratarla en nuestro mismo hotel.

8. Municipalidad de Tianjin

Tianjin es otra municipalidad aparte de Pekín, pero, debido a su cercanía, su belleza y su proximidad al mar, recomendamos su visita. Se encuentra a apenas treinta minutos en tren de Pekín y, además de centro económico, Tianjin es una ciudad vibrante, moderna y con multitud de alicientes que bien merecen una visita.

Antes de terminar, para aquellos más aventureros, recomendamos que probéis la carne de burro, que encontraréis tanto en sopas como en bocadillos en varios lugares de Pekín. No dudéis en dejar vuestros comentarios con preguntas o aportaciones, ¡estaremos encantados de leeros!

Y, si necesitas una traducción de chino, puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página, ¡somos traductores profesionales!

¡Únete a nuestra comunidad de Gramáticos! Suscríbete a nuestro boletín y recibe las últimas entradas directamente en tu bandeja de correo electrónico.

Suscribirse